Available courses


Necesitamos una visión que nos permita integrar de modo práctico y teórico los tres dominios de la existencia humana: el personal, interpersonal y supra personal. Psicología del despertar, término usado por John Wolwood y que da título a una de sus obras, subraya la necesidad de emprender una práctica en estos tres dominios. No basta con alcanzar determinadas comprensiones espirituales, sino que es primordial que podamos desarticular las pautas emocionales y subconscientes ancladas en el cuerpo-mente. 

Todos nacemos con un instrumento extraordinario llamado conciencia, capaz de sintonizar con los cielos, los infiernos y lo que se hace entre ambos mundos. El budismo enseña la forma adecuada de utilizarla. Son muchos los que creen erróneamente que el camino de la transformación requiere de una desarticulación completa de la personalidad condicionada. Sin embargo, hay que entenderlo de la siguiente manera: la personalidad es una forma congelada de nuestra verdadera naturaleza, si bien constituye el combustible necesario para el proceso del despertar (bonno soku bodaishin en jap.), las pasiones son en sí mismas, la límpida manifestación de la naturaleza incondicionada. 

Dicho esto, partimos de una buena noticia: el sufrimiento no existe, es una creación de la mente, por tanto, podemos llegar a desarticularlo. Este es el mensaje fuerza que desarrollaremos a lo largo del curso: sólo se puede conseguir que una persona cambie, si ella misma se siente dueña y responsable de su propio cambio

Da un paso adelante. 

Tienes la puerta abierta.



Responder adecuadamente al quién soy yo, cómo estas, cómo te sientes y cuál es tu propósito en la vida son cuestiones capitales para el desarrollo de la conciencia humana. Conocernos en intimidad es el propósito del curso Un mapa de la conciencia: los niveles del ser.

Basado en textos clásicos del budismo, las enseñanzas y prácticas meditativas están especialmente trazadas para favorecer el bienestar integral de la persona, si bien, deben ser correctamente transmitidas y correctamente integradas, lo cual conlleva ofrecer un asesoramiento continuado para quienes practican regularmente en los centros o en sus propios hogares, así como para todas aquellas personas y entidades afines al conocimiento del budismo y sus principales formas de meditación.

La formulación y planteamiento del curso Un mapa de la conciencia (niveles del ser) queda resumido en los siguientes principios: 

* Favorecer la comprensión interna del budismo, así como la integración de las prácticas meditativas en la vida cotidiana.
* Propiciar y dar soporte a la auto observación más allá de los límites de los centros de práctica.
* Indagar y experimentar una clara comprensión de la realidad existencial propia y ajena.